Buscar
  • ELECTRA ENERGÍA

Día Mundial de la Eficiencia Energética: Consejos para consumir la energía necesaria

El Día Mundial de la Eficiencia Energética se celebra el 5 de marzo y tiene como objetivo sensibilizar a todas las personas sobre la necesidad de reducir el consumo energético mediante un uso razonable y sostenible de la energía. Tiene sus orígenes en la primera conferencia internacional sobre eficiencia energética, que se celebró en Austria en 1998.


Impulsar la eficiencia energética es fundamental y significa optimizar los procesos de producción y energía renovable en detrimento de otras fuentes contaminantes, fomentar el consumo responsable y el reciclaje. Por ello, también promueve la obtención de energía a través del uso de fuentes renovables.


A continuación te damos también unos consejos para consumir la energía necesaria:


- Ventanas: El uso de las persianas es fundamental para tener mayor o menor eficiencia energética. Simples gestos como subirlas o bajarlas puede hacer que se consuma más o menos energía en el hogar, especialmente en el invierno. Es importante su regulación para aprovechar la luz solar en días soleados, para evitar así mucho calor en verano y ayudar a calentar en invierno. Por las noches, mantenerlas bajadas ayuda a minimizar la entrada de frío en invierno y a mantener la temperatura interior en verano.

- Aislamiento: enlazando con el tema anterior, un buen aislamiento en la vivienda, en techo, paredes, suelo y ventanas, es fundamental para ahorrar energía con la calefacción y el aire acondicionado.

- Puertas: igual que con las ventanas, cuando estén cerradas han de impedir el paso del frío. Un mal aislamiento en puertas y ventanas puede hacer que se pierda hasta un 30% de calor.

- Aparatos electrónicos: al comprar un electrodoméstico es importante que miremos la etiqueta energética. Las clases A+, A++ y A+++ deberían ser prioritarias. Además, acostúmbrate a desconectar y apagar aparatos como la televisión, lavadora, pequeños electrodomésticos, cargadores de móviles… No desenchufar estos aparatos puede aumentar el consumo sobre un 10%. Puede resultar útil utilizar una regleta para apagar varios electrodomésticos a la vez.

- Agua caliente y calefacción: Reducir unos grados la ducha, la lavadora o la calefacción supone también un ahorro. Si puedes poner la lavadora a 30º, mejor que a 40º, por ejemplo. La regulación de la temperatura del hogar es muy importante para ser más eficiente: en invierno, mejor programar la calefacción a 21º que a 23º y, en verano, mejor a 21º que a 18º.

- Utilizar bombillas de bajo consumo: el LED consume poco en comparación con las bombillas, tubos fluorescentes o halógenos, que no son de bajo consumo.



Electra energía © 2018 . Política de privacidad

  • Icono social Twitter
  • Facebook Social Icon